Higiene es una palabra francesa.

La higiene se puede definir literalmente como todas las medidas que se deben tomar para una vida sana y en forma. También se puede utilizar como otro medio de limpieza.

Los métodos clásicos pueden no ser efectivos para que la higiene sea efectiva. Por ejemplo, la limpieza con agua y jabón puede no ser siempre efectiva. La seguridad química entra en juego aquí. Si, a que me refiero? La higiene absoluta se puede garantizar con objetos que proporcionan nuestro desinfectante y otros productos químicos de seguridad.

Solo el agua puede no ser suficiente para que la higiene sea efectiva. Se pueden usar varias herramientas de limpieza, al eliminar microorganismos, que pueden ser dañinos para una higiene más efectiva.

¿CUÁL ES LA IMPORTANCIA DE LA HIGIENE?

Como con cada tarea, cada persona es responsable de su propia higiene. Este sentido de responsabilidad debe ganarse a edades de niño. Lamentablemente, no se gana más tarde. Las prácticas de limpieza, que son enseñadas por padres, o maestros en la infancia, deben ser realizadas por el individuo después de la infancia.

Por ejemplo: antes y después de comer, después de venir del exterior, con los hábitos que deberían enseñarse desde una edad temprana, los pequeños deberían recibir conciencia de limpieza.

Además, es muy importante que la limpieza se realice no solo en áreas visibles, sino en todo el cuerpo y en todas las áreas. Por ejemplo, cambiarse de ropa a diario, etc.

Otro punto importante a la hora de limpiar. Son objetos utilizados en la limpieza, por ejemplo: Si decimos que limpiar sin agua y jabón no tiene prevención, no seríamos exagerados.

Además de eso; Las esponjas de baño, fibras, cepillos de dientes, cepillos de limpieza de manos y pies y de cuerpo, las tijeras para uñas son las primeras herramientas que vienen a la mente. Estas son todas las herramientas de limpieza personal que no se deben compartir con otros.

Finalmente, podemos decir: la limpieza es individual, pero el hombre es un ser social. Además de nuestros deberes para con nosotros mismos, también tenemos deberes para la sociedad y nuestro medio ambiente. En este punto, no debemos olvidar que uno de nuestros deberes hacia la sociedad es la limpieza y debemos continuar actuando con esa conciencia.

Recuerde: los individuos limpios son sociedades saludables y las sociedades saludables son países con altos niveles de bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *